6 de abril, Carbonara Day.

Carbonara Day

Orígenes de la Carbonara.

Para la mayoría de la gente la pasta “alla carbonara” tiene sus orígenes en Roma pero, de hecho, se desconoce la proveniencia real de esta receta tan famosa, como para tener su propio día de comemoración.

Entre las varias teorías hay una que dice que este plato nació en Carbonia, cerca de la ciudad de Cagliari, en Cerdeña, donde un cocinero preparaba esta pasta para la gente que trabajaba en las minas de carbón. Este cocinero se mudó a Roma y siguió preparando este plato de pasta que llamó “a la carbonara” en recuerdo de los mineros.

Otra teoría más, dice que este plato nació durante la segunda guerra mundial como unión de los spaghetti y las grandes cantidades de bacon que los soldados americanos llevaron a Italia como parte de su provisión de alimentos. Los americanos pedían comer bacon con huevo y noodles, una pasta china muy de moda en Estados Unidos en ese momento y los hosteleros romanos les servían spaghetti, huevo y guanciale (el morro del cerdo, un sustituto más económico de la panceta) que los soldados americanos mezclaban y comían todos juntos creando, así, la pasta a la carbonara.

Otra teoría ve el nacimiento de este plato a finales del 700 cuando, para luchar en contra de la ocupación austriaca en el norte de Italia, se creó una asociación secreta llamada “Carboneria”. Los “carbonari”, así se llamaban los miembros de esta asociación, se reunían en secreto y por la necesidad de comer algo rápido,  crearon esta receta mezclando spaghetti, guanciale, huevo, queso y pimienta.

Un plato muy controvertido.

Al margen de los orígenes de este plato, otra controversia radica en el tipo de pasta que hay que utilizar. Hay quien prefiere los spaghetti o las tagliatelle y quien prefiere pasta corta como los rigatoni o penne.

Otra disputa la genera el utilizo del guanciale o de la panceta, puesto que hay quien sostiene que en los orígenes de este plato, debido a una falta de recursos económicos, los hosteleros utilizaban la parte del morro del cerdo en lugar de la panceta, parte más jugosa y más sabrosa pero, al mismo tiempo más cara.

Como si no tuviéramos suficientes dudas, hay quien prefiere la carbonara con huevo entero y quien la prefiere solo con la yema. Hay quien la prefiere con el huevo más cocido y quien con el huevo más liquido. Con más o menos queso pecorino, con más o menos pimienta negra molida (que recuerda los trocitos de carbón).

Un plato difícil de elaborar.

Una de las mayores dificultades en el preparar un buen plato de pasta a la carbonara está en conseguir el justo punto de cocción del huevo, que no tiene que ser ni demasiado cocido (el plato se quedaría seco) ni demasiado crudo (el sabor del plato no sería muy agradable).

Por esa razón fuera de Italia este plato se ha transformado sustituyendo el huevo por la nata, que aporta cremosidad al mismo tiempo que cambia por completo el sabor original del plato

Receta de la Carbonara.

Entre las tantas recetas de pasta a la carbonara, sugerimos la siguiente:

Ingredientes para una ración:

1 huevo entero

120 gr. de pasta seca o 140 gr. de pasta fresca

50 gr. de guanciale o de panceta

Aceite de oliva extra virgen

Queso pecorino romano (o en sustitución, Parmigiano Reggiano)

Sal

Pimienta negra

Preparación:

Rehogar en una sartén el guanciale cortado en cubitos, hasta que se haya tostado por fuera.

Mientras se cocina la pasta en agua hirviendo salada, batir con un tenedor el huevo con un poco de sal (poca sal, porque el guanciale ya está salado) el queso pecorino rallado y un poco de pimienta negra molida. Si se utiliza la pasta fresca, debido al reducido tiempo de cocción que esta necesita, es preferible batir el huevo antes de cocinar la pasta.

Escurrir la pasta “al dente”, verterla en la sartén y mezclar con una cuchara de madera, con el fuego al mínimo, hasta que haya absorbido el sofrito de guanciale. A continuación incorporar el huevo batido y seguir mezclando la pasta. Hay que tener cuidado para que el huevo no se cocine demasiado y quede seco, por eso, esta operación se tiene que hacer con el fuego apagado.

Emplatar y servir, añadiendo más queso pecorino y más pimienta negra molida según el gusto.

Ten en cuenta que este plato se elabora con huevo crudo por lo tanto, para una mayor seguridad alimentaria, aconsejamos usar el huevo liquido pasteurizado.

Nuestra salsa Carbonara.

Para facilitar la elaboración de este plato y para que no se generen desperdicios alimentarios, Fior d’Italia ha desarrollado una salsa carbonara (sin nata) lista para el uso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Scroll al inicio